Paraná San Cayetano

Multitudinaria procesión y misa por el Santo del Pan y del Trabajo

Las calles de barrio San Roque de la capital entrerriana se vieron colmadas durante el recorrido, luego la multitud presente participó de la misa oficiada por el párroco Silvio Fariña, quien llamó a compadecernos de los demás. FOTOS
Año a año se renueva la fe en el Patrono del Pan y el Trabajo, y este lunes 7 de agosto, una multitud se congregó en el barrio San Roque de la capital entrerriana para celebrar a San Cayetano.

Manifestando su agradecimiento y también elevando sus plegarias, la gente participó bajo un cielo que apenas dejaba asomar el sol. La procesión, que comenzó pasadas las 15.30, colmó las calles que forman parte del tradicional recorrido. Con cantos, oraciones y portando trigo, pan y agua para bendecir, la multitud llegó hasta la parroquia para dar lugar a la misa que estuvo presidida por el párroco Silvio Fariña.
Tras la lectura del Evangelio, Fariña mencionó que la devoción por San Cayetano "surge quizás con la necesidad y el agradecimiento, a veces por la angustia, pero es devoción al fin. El evangelio dice que no solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios".

"Jesús compara la palabra de Dios con una semilla que tiene vida propia, es viva y eficaz y produce fruto en nuestro corazón pero hay que escucharla con un corazón bien dispuesto. Esta palabra de hoy nos muestra a Jesús que empieza el día orando, se retira a un lugar desértico para estar a solas orando, pero la gente al enterarse lo sigue y el tienen compasión de toda esa gente; la compasión es compadecer con el otro, aquella gente lo buscada porque lo necesitaba".
Al recordar la multiplicación del pan y los peces del evangelio, Fariña dijo que está llena de simbolismos: "empieza con la compasión de Jesús y esa compasión no la tuvo solamente hace 2000 años sino que la sigue teniendo por todos nosotros y está con nosotros curándonos de las enfermedades del espíritu, del alma, que muchas veces provocan enfermedades corporales. Cristo apunta al corazón del hombre y quiere sanarlo allí y cuando llega el momento que el hambre se hace patente y los discípulos tienen esa actitud desinteresada, les dice que ellos mismos les dieran de comer, aun la nada que tenían y ese cambio que suscita en el corazón de los discípulos es lo que le da alimentos a todos los demás".

"Los hombres tenían Fe y por eso hicieron todo lo que Jesucristo le dijo. Nosotros también tenemos Fe y estamos aquí pero a veces no hacemos todo lo que Jesucristo nos dice".
"Estamos celebrando a un santo que se caracterizó por la frecuencia con la que rezaba en su vida terrena, San Cayetano frecuentaba la oración, y también se distinguía por las obras de caridad. Empecemos por orar, tengamos más presencia de Dios, busquemos su presencia y en esa presencia vamos a crecer en esto que tanto necesitamos, que es nuestra capacidad de amar, de perdonar, de compadecernos del otro, de sabernos poner en el lugar del otro. San Cayetano rezaba y por eso compadecía y hacía gestos de caridad. Por eso los argentinos lo reconocemos como patrono del pan y de trabajo".
Video: Multitudinaria peregrinación por San Cayetano en Paraná
"Tratemos de crecer como personas, nuestra alma no descansará hasta llegar a Dios. Aceptemos su palabra con un corazón bien dispuesto, no desoigamos los gestos de caridad que él nos pide, especialmente en estos tiempo de carencias, y si lo asumimos, ayudándonos los unos a los otros la carga se hace más ligera".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS