Paraná Frente a las normativas vigentes

Alertan sobre la "desprotección" de víctimas de mordeduras de perros

Tras ser encerrada por una jauría, una joven sufrió una mordedura en su pierna. Tras radicar la denuncia, alertaron sobre la "indefensión de las víctimas frente a las normativas", ya que nadie controla que el perro desarrolle rabia.
En la tarde del jueves, una mujer que se conducía en forma peatonal por calle Villa Seguí, a metros de Avenida Zanni, fue "encerrada por una jauría" y uno de los perros la mordió en la pantorrilla de su pierna derecha.

"Me bajé del 8 en la parada donde termina el recorrido y desde la esquina, antes de cruzar, vi que se acercaban unos perros y empezaron a torear. Cuando llego a la mitad de cuadra me rodea la jauría de 8 perros y apareció otro que estaba en el interior del campo que está frente a una casa y me muerde", relató a Elonce TV Betania Morguenstern.
Tras ello, la mujer señaló que en la cuadra "había tres personas" mirando que no la ayudaron y sólo le dijeron "siga tranquila que los perros ya se fueron".

En medio de la conmoción, logró llegar hasta la casa de su hermana, a unos pocos metros del lugar donde ocurrió el hecho, y recibió asistencia.

Por su parte, Eduardo Morguenstern, padre de la mujer mordida, dio cuenta que estos mismos perros "ya habían mordido a otra señora y el día anterior también mordieron a una vecina".

Ante esta situación, decidieron hacer la denuncia en la Comisaría 15, y alertan sobre la falta de controles y aplicaciones de normativas vigentes cuando ocurren mordeduras de canes en la vía pública.

"Normalmente cuando ocurre una mordedura de animal, lo que corresponde por protocolo médico es el secuestro del animal para que quede en observación durante una semana para ver si desarrolla síntomas de hidrofobia. En ese caso, de inmediato hay que proceder a vacunar a la víctima", dijo Morguenstern. Y agregó que la vacunación antirrábica, "no es una cosa menor".
Por otra parte, manifestó que desde la Policía le informaron que la detención del perro se produce en caso de que haya una orden judicial luego de dos o tres denuncias presentadas. "Mientras tanto eso no ocurra, el Juez exhorta al propietario del animal a controlar al animal con un veterinario por su propia costa durante 10 días. Y como sucede normalmente, es muy poco probable que eso se verifique, que el propietario diga son perros míos. Lo más grave también es que el Departamento de Veterinaria y Zoonosis Municipal, según nos dice la policía, tampoco puede actuar concretamente porque no tiene sede y están funcionando en forma azarosa. Esto quiere decir que si el perro no es controlado y desarrolla rabia, va a ocurrir un caso que tendrá trascendencia mundial porque hoy por hoy, solamente en los países más pobres muere la gente por rabia. Es gravísimo que el Estado no asegure el control fehaciente de esa zoonosis con riesgo grave de vida de las víctimas".

Finalmente, Morguenstern, de profesión médico afirmó: "Queremos alertar por la desprotección en que se encuentran las víctimas frente a las normativas vigentes. Prácticamente el dueño puede decir que el perro no es de él o que son perros callejeros, nadie va a costear de su peculio el control veterinario durante 8 días. Lo que se debiera hacer, como se hace en otras provincias, es el secuestro inmediato del animal para que sea controlado en un medio oficial por 10 días por un veterinario". Elonce.com

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS