Internacionales Para proteger el lugar

Japón prohíbe visitar la isla de Okinoshima, patrimonio mundial de la Unesco

Japón prohibirá a partir del próximo año las visitas a la isla de Okinoshima, uno de los lugares más sagrados del archipiélago, inscrito el domingo pasado en el patrimonio mundial de la Unesco, se anunció.
Esta isla del mar de Japón ya estaba vedada a las mujeres, y
sólo recibía visitantes un día al año, el 27 de mayo. Su número se
limitaba a 200 hombres, que debían hacer sus abluciones ("purificación ritual
antes de algunos actos religiosos), en el mar, antes de entrar en Okinoshima.

Pero el complejo de templos Munakata Taisha, propietario de la
isla, decidió prohibir a partir de 2018 las visitas de todos los
laicos, mujeres y hombres, para proteger el lugar, declaró un
portavoz a la AFP.

Los monjes sintoístas serán los únicos que podrán acceder a la
isla, así como los investigadores que trabajan para preservar la
zona.

"Se necesita una preservación estricta ahora que la isla está
en la lista de la Unesco", declaró el portavoz. "Sería arriesgado
seguir recibiendo 200 visitantes a la isla, añadió el portavoz.

Según la tradición, el único residente de Okinoshima, situada
frente a Kyushu, la isla más meridional de Japón, es un monje. El
lugar fue durante mucho tiempo un lugar de intercambio con el
extranjero y alberga numerosos vestigios de ese pasado.
AFP-NA

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS