Internacionales Dramáticos testimonios

Incendio de edificio en Londres: Mujer salvó su bebé arrojándolo por la ventana

El dantesco incendio causó al menos seis muertos y 50 heridos además de numerosos desaparecidos. Una de las escenas más dramáticas fu la de una madre desesperada que arrojó a su bebé por la ventana para salvarlo del fuego
El gigantesco incendio declarado en la noche del martes en un edificio de viviendas sociales de 27 plantas en el oeste de Londres causó al menos seis muertos y 50 heridos además de numerosos desaparecidos.

"Puedo confirmar que hay seis muertos, pero el balance se puede agravar durante la operación de búsqueda que se presenta compleja y se extenderá por varios días", declaró en un comunicado Stuart Cundy, comandante de la Metropolitan Police.

Numerosas personas están desaparecidas. De momento se ignora el origen del incendio. Testigos de la tragedia dijeron haber visto a gente cayendo o saltando desde la torre residencial de 120 departamentos y al menos un residente agitar un paño blanco desde una de las plantas del edificio.

Un testigo confirmó que vio a una mujer arrojar por la ventana a un bebé desde el noveno o el décimo piso, para que un hombre lo recibiera desde abajo.

Según lo publicado por el diario británico The Independent, la criatura fue salvada. "La mujer estaba gritando, envolvió al bebe con sábanas y lo tiró por fuera de la ventana. Alguien del público abajo milagrosamente lo atrapó en el momento justo", dijo una señora que presenció la escena inverosímil.
"Escuché gritos por todos lados y vi gente saltar desde las ventanas. Las llamas devoraban la torre. Era un horror", contó a la AFP Khadejah Miller que vive en un edificio aledaño y que fue evacuado por precaución.

La torre estaba prácticamente calcinada el miércoles por la mañana y se teme que se desmorone. Cotton declaró que el edificio estaba estabilizado pero que se envió un equipo de ingenieros a inspeccionar sus fundaciones.

La Grenfell Tower, fue construida en 1974 en el área norte de Kensignton, no muy lejos del distinguido Notting Hill.

Al menos 50 personas fueron hospitalizadas, indicaron las autoridades.
"Numerosas personas están desaparecidas. Algunas pudieron refugiarse en casa de vecinos o amigos", dijo el alcalde de la capital británica Sadiq Khan al canal de televisión Sky News.

El incendio se declaró hacia la medianoche. Unos 200 bomberos luchaban el miércoles por la mañana para intentar apagarlo.

"Los bomberos avanzaron hasta el piso 20" y "lograron evacuar una gran cantidad de residentes", agregó la jefa de los bomberos.

Un montón de gente no pudo salir

"Estaban atrapados. No podían bajar, sobre todo desde los pisos superiores la gente se quemó", dijo un testigo, Daniel, a la radio BBC de Londres.

"Lo vi con mis propios ojos. Y vi gente saltar", añadió.

Hanan Wahabi, de 39 años, dijo que se escapó con su marido, su hijo, de 16, su hija, de 8, pero teme por su hermano y su familia que viven en el piso 21.

"La última vez que lo vi estaban en la ventana, su mujer e hijos", dijo sentada fuera del centro comunitario Rugby Portobello.

"No escuché nada de ellos desde entonces, el teléfono no pasa, la línea fija tampoco. Eso fue hacia las 02H00 (01H00 GMT), indicó.

Eddie, de 55 años, residente en la planta 16, dijo que corrió fuera de su vivienda con una toalla cubriéndole la cara por el humo.

"No se podía ver nada. Sólo corrí para bajar las escaleras. Un montón de gente no pudo salir del edificio", dijo.

Otro testigo llamado Jody Martin dijo a la BBC que logró llegar a la segunda planta en donde había un humo sofocante.

"Vi una persona caer, vi a otra mujer sosteniendo su bebe fuera de la ventana, escuché gritos, le grité que bajaran y decían que no podían salir de los departamentos porque el humo era muy espeso en los pasillos", dijo.

El comandante Dan Daly, de la London Fire Brigade, subrayó que "los bomberos equipados de aparatos respiratorios trabajan de manera muy dura en condiciones difíciles para controlar este incendio".
Varios sobrevivientes lamentaron que se les haya aconsejado permanecer confinados en sus departamentos. "Si hubiésemos seguido esos consejos estaríamos muertos", declaró Nicky Paramesivan a la BBC.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS