Espectáculos Amenazada

"Desde que denuncié a Chano recibo anónimos todas las madrugadas"

Lejos de que las aguas se calmen, la ex de Chano sigue padeciendo el calvario que sufrió con el cantante. Sale a la calle con custodia y hasta le puso una perimetral a un grupo de fans que la acosan.
Azul Dimola
Foto: Azul Dimola
Crédito: Paparazzi
Su vida transcurría como la de una chica de su edad que vive con su padre, sale con amigos a divertirse y va a la facultad. Sin embargo, su nombre apareció en los medios luego de un trauma por el que le tocó atravesar. Trauma que arrancó de una manera soñada, de novela, antes de convertirse en pesadilla. Fanática de la banda Tan Biónica, Azul Dimola (20) tuvo la oportunidad de conocer a Chano Charpentier (35). Fue en su anterior entrevista con Paparazzi donde reveló el horror por el que pasó al lado del cantante. Allí nos enteramos de que empezaron a hablar por redes sociales, luego por teléfono, hasta que llegó el momento de conocerse. "Apenas entré a su departamento lo noté raro. Le pregunté y me dijo que llevaba varios días sin dormir. A la noche fuimos a comer, salimos y, cuando ya no daba para más, ya la estaba pasando mal, nos fuimos a su departamento. Apenas entramos se volvió loco. Empezó a gritar y llamó a los de seguridad para decirles que el departamento estaba lleno de gente y que los había entrado yo. Incluso, con una navaja en la mano, buscaba gente debajo del sillón. Los de seguridad ya están al tanto de sus conductas y llamaron a la madre. Al departamento llegó su padrastro y luego su psiquiatra. Llegaron y lo medicaron". Luego de eso, la estudiante de abogacía contó que fue amenazada de muerte.

-¿Cómo sigue tu vida después del episodio con Chano?
-Con los días me voy tranquilizando e intentando rehacer mi vida. Sinceramente tuve mucho miedo por las amenazas a mí y a mi familia. El sabe dónde vivo y tiene mucha gente que trabaja para él. Los primeros días salía de mi casa por casos puntuales. Ir a la facultad o cosas necesarias, pero siempre acompañada de una persona que me puso mi papá, porque no quiere que salga sola. Ahora lo que pasa es que recibo amenazas de sus fans. De hecho, tuve un altercado con un grupito del cual tengo nombres y apellidos y tienen una perimetral para que no se me acerquen.

-¿El o su entorno intentaron comunicarse con vos?
-No, él no. Me llamó una amiga de él para preguntarme cómo estaba y si necesitaba algo. Seguramente él le pasó mi número para sacarme información. Como no le dije nada en concreto, me dejó de hablar. Por otra parte, lo que me llama la atención es que desde hace unos días me están llamando desde un número privado. Cuando atiendo no me habla nadie, pero escucho ruidos extraños. He recibido llamadas incluso a la madrugada.

-Si te pide perdón, ¿le darías otra oportunidad?
-Tengo dos respuestas. Lo perdonaría porque sé que lo que pasó fue por la enfermedad que tiene. Porque hay que decir las cosas por su nombre. Está enfermo y nadie se hace cargo, todos lo viven. Esto más que una denuncia, es abrirles los ojos a quienes lo quieren de verdad. Por un lado eso, pero por otro no sé si le daría otra oportunidad. Lo que viví fue muy feo. Me gustaría ayudarlo como amiga, no sé si como novia. Todos los días escucho la canción que me dedicó. Es un tema que va a estar en su próximo disco, que se llama "Nice to meet you".

-Se ve que te conoció en profundidad entonces, ¿te elogiaba mucho?
-Sí, todo el tiempo. Decía que era una muñeca y que quería que fuese su novia para siempre. Le gustaban mi piel, mi sonrisa, mi cuerpo en general. Me da vergüenza decirlo, pero estaba alucinado, como loco, con mi cola.

-Siempre hablás de su entorno.
-Es que, al menos del que conocí yo, no sacás uno bueno. Todos vividores que se aprovechan. Nadie se hace cargo y él solo no va a poder salir. Muchos famosos, los que se hacen amigos de él, sobre todo en su mejor momento en Tan Biónica, ¿dónde están?

-¿Te gustaría seguir en este medio?
-Sí, me gustaría. No es que quiera ser famosa, me parece que esa palabra me queda grande, pero estar ligada al medio estaría bárbaro. Siempre me gustó el modelaje. De chiquita jugaba a ser modelo, en mi casa, me cambiaba de ropa todo el tiempo y hasta armaba una pasarela. La altura y la actitud la tengo. . . ¡hay cada petisa arriba de una pasarela!
Fuente: Paparazzi

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS